blog La heroica al final no pudo llegar en “La Madriguera”. El Lobo trató por varios medios de imponerse a Sol de Mayo, jugó bien la primera mitad, y hasta tuvo la clara chance de descontar con un penal de Mauro Villegas que fue negado por el travesaño, pero en el segundo tiempo Maximiliano Tunessi anotó el 1 a 0 que sería definitivo para dejar eliminado al aeronauta de la Copa Argentina.

   Pujante, con mucha actitud y sobre todo con ganas de revertir el 3 a 0 en contra que había cosechado en la ida, cuando visitó Viedma, así salió el Lobo a la cancha y enseguida por derecha tuvo una chance cuando un desborde de Castro no pudo ser conectado en el medio, cuando se relamía Villegas en el área.

   Newbery le daba velocidad al compromiso, el deber llamaba a ganar y así por momentos se mostró apresurado e impreciso. Con García dándole contención al medio, y cuando pudo asistió de gran manera elaborando. Del mismo modo fueron buenos los cierres de Alvarez para dispersar los continuos despejes de la última línea de Sol de Mayo, que levantó por los aires cada pelota que podría aproximarse al arco.

   El único que establecía la pausa en los rionegrinos fue Matías Ponce. El volante con el correr de los minutos comenzó a ser el intermediado con la pelota para mostrar su buen pie y cuando tenía algún espació probó de media distancia. Fue él mismo quien conectó entre líneas un excelente pase para Tunessi, pero el ex Independiente de rio Colorado no fue tan eficiente en el remate.

   Respondió el “corto” Castro con un filtrado pase para Villegas que en el área chica intentó esquivar al arquero, pero este lo derribó y para el árbitro no hubo penal. La libertad del jugador en zona de definición puso en alerta a Sol de Mayo.  Así fue más compacto en defensa y cada pase largo era para buscar a Tunessi, quien comenzó a ser la pausa hasta que llegue el apoyo. Mérito del adversario foráneo no solo defenderse, sino buscar dañar. A contra cara no fue buena la actuación de los mediocampistas del Lobo, Nieto y Aynol no podían hacerse del balón, por lo tanto se salteaban una línea los defensores con pelotazos en busca de Villegas, Videla o Castro.

   Se jugaba el minuto 21’ y comenzó a tocar el esférico Newbery, pases cortos hasta que la abrieron a la izquierda donde Hugo Videla pudo aprovechar su velocidad, se metió al área, y allí en el intento por defender, llegó tarde Gonzalo García, tocó pierna cuando la pelota ya había sido enviada al medio y penal para el local. Mauro Villegas se hizo cargo de la buena chance de descontar desde los doce pasos, el delantero le dio fuerte y a la derecha del arquero, pero la pelota chocó en la parte interna del travesaño, picó y contuvo Astutti en la línea.

   Pese a no poder descontar siguió en busca del gol Newbery. Con más corazón que ideas, pero se hizo ancho el elenco que dirige Adán Valdebenito, jugó con la desesperación del contrincante y de esa manera aunque se jugaba en su campo de juego, Astutti no tuvo mucho trabajo para que la primera mitad se diluya sin goles.

Complemento

   La vuelta de los vestuarios propuso algo totalmente distinto, porque arriesgó poniendo más hombres en el mediocampo Luis Murúa, con el ingreso de  Federico Folmer y Enzo Gallardo. Aynol quedó como punta acompañado de Videla y en el fondo línea de tres. Con algunas incursiones de “Coky” en el área seguía demostrando actitud el aeronauta. El “10” tuvo dos remates que no prosperaron gracias  la buena labor de Malacarne y Lobato.

   Pero cuando el reloj marcaba cuatro minutos, Ponce se llevó la bocha por la derecha, casi en línea de meta mandó el centro al área, definió el “9”, tapó Tula, la bocha bollando, no se la podía despejar tampoco remató claro Reyes, otro rebote y de “chilena” Tunessi, esta vez sí, hizo inflar la red, para el 1 a 0 y el tercer gol de él en esta llave.

   No se dio por vencido el aeronauta, había que convertir cinco goles, ya que jugaba en contra el gol de visitante. El panorama era complicado, pero en el futbol nada está dicho, y a los 11’ se asoció Aynol con Videla, en lo que derivó una clara habilitación del ex Diadema para Hugo, mano a mano con el arquero, pero el “1” nuevamente ganó el duelo y a partir de allí se bajó la persiana al partido.

   Sol de Mayo se aprovechó de la debilitada mentalidad de Newbery, fue paciente, realizó su juego y dominó los tiempos. Pudo ampliar porque Tunessi tuvo dos ocasiones. Primero tras un pase del ingresado Altube que lo dejó en un duelo individual con el arquero, y en el borde del área la quiso picar aunque la definición tocó el techo. Tuvo su revancha con un pase de Ponce que pifiaron Ruiz y Rubio, para que la bocha le quede al delantero, pero nuevamente pateó abierto.

   Todo se encaminó a la victoria de los de Viedma, cada segundo que pasaba era recordarle al Lobo que ya estaba eliminado, o al menos eso demostraron, porque la pasiva actitud mostrada no alcanzó ni para llegar al empate tras dos tiro libres de Folmer y otro ensayo largo de García que se fueron apenas por arriba del travesaño. Fue final 1 a 0 para Sol de Mayo y el final del sueño de la Copa Argentina para Jorge Newbery.

Fuente y Foto: Diario Crónica.